JBpescador

JBpescador
el autor
PORTAL DEDICADO A TODO LO RELACIONADO CON EL MUNDO DE LA PESCA DEPORTIVA EN EL MAR

TAMBIEN PUEDES LEER AL AUTOR EN ALGUNO DE SUS LIBROS:

EL ARTE DE LA PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2000

CUADERNO DE PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2002

miércoles, 30 de septiembre de 2020

INICIACION AL SEA CASTING o CASTING SEMIPESADO (1ª parte)

       INICIACION AL SEA CASTING o 

            CASTING SEMIPESADO (1ªparte)

La pesca esta considerada como un deporte, pero mucha gente no lo ve como tal, principalmente porque lo considera una afición e incluso un hobby. De ahí, que existan pescadores que únicamente realizan este deporte de vez en cuando, teniendo todo el material en el coche o en el trastero sin prestarle la atención adecuada, principalmente porque no limpian el material y unas veces por pereza y otras por dejadez les da igual la forma en la que este guardado, porque cuando terminaron de pescar la ultima vez, simplemente plegaron las cañas y las volvieron a guardar en el maletero del coche y de ahi al trastero. 

Pues bien, este articulo lo quiero dirigir a ellos, que únicamente tienen como hobby este deporte y con estas letras indicarles e instruirles el mejor modo de realizar esta modalidad que para mi entender es la que posiblemente más utilicen.

Para empezar podemos decir que esta también se derivada del casting (lanzamiento), y se podría englobar entre las modalidades de surf- casting y rock - fishing pesado, principalmente porque esta manera de pescar se centra principalmente en una pesca mixta, o sea que se puede desarrollar bien en playas o bien zonas rocosas. También se podría decir que en las demás modalidades del casting la pesca es a fondo, o sea, se deposita el cebo en el fondo y deja que haga su función. Pero, si hemos decidido que el lance semipesado sea definido también como pesca a fondo, es porque al ser una pesca mixta, en todas sus facetas, también se deposita en cebo en el fondo y se espera a que el pez lo muerda.

¿Dónde y cuándo practicar esta modalidad? 

El pescador de esta modalidad, debe saber elegir el lugar idóneo para efectuarla, y según las condiciones del mar donde y cuando practicarla, así como las técnicas necesarias para realizarla correctamente. Por tanto debe conocer bien todas las referencias que le ofrece el mar en sus distintas formas, para elegir el lugar ideal para esa jornada de pesca, que puede desarrollarla en rocas, espigones, ensenadas, estuarios, y como no, en playas. Pero, teniendo en cuenta que para cada sitio debe ejecutar unas técnicas distintas a las de otros lugares, por ejemplo: si decide pescar en playa debe tener en cuenta que los lanzamientos serán más cortos que si utiliza los materiales de la modalidad de surf- casting; porque en primer lugar la caña no está diseñada expresamente para los lances largos, sino medianos. Por otro lado, el carrete tampoco está condicionado para albergar sedales muy finos, si no que los diámetros serán un poco mayores. Lo mismo que sucede si decide pescar en rocas, ya que no deberá intentar pescar peces muy grandes, porque los materiales, a veces, juegan un papel muy importante. De hecho se ha dado el caso, de rotura de cañas cuando se ha intentado pescar meros en las rocas, con materiales de lance semipesado.

 

        CAÑAS:

Para elegir bien una buena caña de lance semipesado, debemos en primer lugar saber que zona va a ser la más frecuentada y que especie, o mejor dicho, que especies habitan en dichas zonas, por ejemplo si la zona más frecuentada es la zona rocosa baja, escolleras, zonas portuarias, etc., debemos elegir una caña pensando en las posibles piezas que se nos puedan enganchar, tales como sargos, obladas, mújoles, etc. Conocido esto, debemos elegir cañas de tipo telescópico, ya que permitirá poder desplazarnos con rapidez, si no nos gusta el lugar, mientras que con las de tramos, tardaríamos mucho tiempo en desmontarlas. La longitud de la caña quedará siempre a elección del pescador, porque tienen que tener en cuenta que estas cañas deben ser utilizadas desde cualquier lugar de la costa. Por ello, la comprendidas entre  4, y 5 m, son las que se deben elegir. Con respecto a la acción debemos elegir cañas que posean acciones distintas, parabólicas, medias y en algunos casos hasta de puntera. La razón principal se basa en que nunca pescaremos en los mismos lugares, y por lo tanto, unas acciones serán buenas para un sitio y otras para otros, sin ir más lejos podemos poner como ejemplo, la utilización de cañas de acción intermedia en las zonas de roca. Esta utilización nunca será al cien por cien, ya que la mayoría de los lanzamientos serán medianamente cortos y a la caña no se le estará desarrollando todo su potencial. 

 

Pero sin embargo, si la utilizamos en playa, el desarrollo de su acción será el correcto sobre todo cuando intentemos los lanzamientos largos. En el caso de la potencia, debemos elegir aquellas que tengan una potencia media, entre los 80 y 200 gr., con punteras relativamente medianas en su grosor para las de mayor potencia y punteras más finas para las de menor potencia. Con relación al anillaje, como es lógico, las de rozamiento cero son las más idóneas, aunque muchas veces la mayoría de las cañas no las tengan de fábrica, o si las tienen se encarecen mucho su precio. Otros de los puntos a tener en cuenta es el material con que están fabricadas. Hoy en día el carbono está sustituyendo a pasos agigantados a la fibra de vidrio, pero también debemos saber que el propio carbono, aparte de ser un buen conductor de la electricidad, con el tiempo pierde elasticidad y sobre todo pierde la rigidez haciendo que las cañas se vuelvan demasiado blandas, perdiéndose, como es lógico, metros en el lanzamiento. Por otro lado, también debemos saber que la fibra de vidrio, sobre todo para las punteras ofrece unas prestaciones excepcionales, porque nos permite en todo momento detectar la picada de los peces, y aun siendo más robusta también es más elástica.

 En el amplio mercado encontramos todo tipo de cañas para esta modalidad; por ello, debemos elegir aquellas que están mejor diseñadas para esta particularidad. Por tanto una buena caña será la fabricada de forma telescópica con 4.5 m de longitud de cinco secciones con una buena conicidad en cada sección haciendo que los tramos encajen perfectamente sin dejar holgura entre ellos y menos aun, que dé la sensación de inestabilidad al moverla. De ahí que deberá estar especialmente indicada para el lanzado potente, gracias a su potencia y rigidez estructural, siendo parabólicas pero con una acentuada acción de punta, cosa que nos permitirá los lanzamientos a largas distancias para las playas, y robustez junto con potencia para las zonas rocosas. Deberemos elegir, sobre todo, con dos potencias entre 100 y 200 g, o bien si la queremos más suave con potencias entre 80 y 150 g., según la utilización que vayamos a darle, adaptándose inmejorablemente a cualquier escenario de pesca, bien sea desde playa o roca.      

        CARRETES:

Con respecto a los carretes de lance semipesado, debemos siempre elegir aquellos que se adapten al lugar donde vayamos a practicar esta modalidad y siempre en concordancia con la caña, principalmente porque tan malo es comprar un carrete demasiado grande como demasiado pequeño. Pero esto no significa que con un mismo carrete no podamos utilizarlo en varios sitios, por ello, debemos elegir un carrete que con cambiar la bobina simplemente pueda ser utilizado en distintas zonas. De ahí que debamos llevar al menos dos bobinas cargadas con distintos diámetros de sedal, para poder utilizar el fino en playa y el más grueso en zonas de rocas, escolleras, etc. Por lo tanto, deberemos elegir bobinas de tipo cónico para cargarlas con sedal fino y utilizarlas en playa y con una conicidad menos pronunciada para cuando sea utilizada en rocas. Con respecto a los materiales de fabricación estos también deberán elegirse livianos y anticorrosivos, como el aluminio, carbono e incluso de magnesio, aunque estos últimos se incrementan mucho en su precio. Con relación a la recuperación, lo recomendable es que tengan unos niveles notables, como por ejemplo 4.5:1, o bien 4.9:1, que significa que por cada vuelta de la manivela recoge 4.50 metros o bien 4.90 metros; además deben de poseer al menos tres cojinetes a bolas en su estructura, para que ese nivel de recuperación no se haga pesado en el momento de la recogida.     

SEDALES:

 Cuando decidimos pescar utilizando la modalidad del casting semipesado, debemos cargar el carrete con sedales medianos de entre 0.25 mm. y el 0.45 mm., de los cuales destinaremos los más finos a las playas y los gruesos a las zonas rocosas, puntas de las escolleras, etc. En esta modalidad debemos tener varios puntos muy claros: Elasticidad muy baja, sobre todo para poder transmitir mejor la picada de los peces. Mayor ligereza, porque al ser más ligero y tener menos peso el sedal saldrá mejor del carrete. Textura blanda junto a un nivel de memoria bajo, para que en su salida tengan menos estrías, que son las responsables de frenar al sedal cuando rozan en las anillas. 


     También utilizaremos monofilamentos que contengan grandes cantidades de teflón, coramida, poliamida, etc., en su fabricación, ya que al poseer alguno de estos elementos, se consigue que con un diámetro inferior, se obtenga una resistencia mayor. Los pescadores mas sibaritas prefieren utilizar sedales de fluorcarbono para la línea madre, ya que este les proporciona todas las características que se han enumerado antes, además de hacerse casi invisible en el agua. Aunque este tipo de sedal no suele ser generalmente el que se utiliza para línea madre, ya que su mantenimiento requiere bastante tiempo en limpiarlo después de cada jornada e incluso lubricarlo con vaselina liquida.

Por otra parte también hay que tener en cuenta, que debemos utilizar puentes, para poder lanzar con sedales finos. Estos puentes debemos confeccionarlos con sedales más gruesos, para que amortigüen la fuerza del plomo en su salida; por lo general se utilizan los diámetros comprendidos entre 0.45 y 0.60 mm., según sea el sedal utilizado, cuanto más fino sea el sedal utilizado menor será el grosor del puente, siempre y cuando estos puentes los fabriquemos nosotros mismos, ya que si los compramos deberemos cortar al menos varios metros del sedal del inicio para que case perfectamente con el grosor de la línea madre que llevamos en el carrete. Todo esto significa que si compramos puentes de surf casting habrá que quitar los primeros metros que serán muy finos del 0.20 mm., hasta conseguir en la conicidad del sedal un diámetro similar a nuestra línea que será un 0.28mm.por ejemplo.  


       
NUDOS:

            Para esta modalidad los nudos utilizados son los mismos que para las demás modalidades, en la que se requiera un lanzamiento medianamente fuerte. De ahí, que debamos hacer a la perfección cualquier nudo relacionado con amarre de líneas, mosquetones, anzuelos, etc. De hecho uno de los nudos más usados son: Palomar, Clich, Ligadura doble o nudo de sangre, etc. Aunque por su condición de usar sedales más gruesos uno de los nudos que más se utiliza es la Ligadura o Albright, y su confección es de la siguiente manera:

Nudo de ligadura o albright: Este nudo se suele utiliza para la unión de dos sedales de distinto calibre.

 - Al extremo del sedal más grueso, le haremos una lazada simple, pero sin llegar a cerrarla.

-  Después introduciremos el sedal fino a través del agujero de la lazada que habíamos hecho antes.

El extremo del sedal de menor calibre debe enrollarse al otro al menos diez veces de atrás hacia delante.

Volveremos a pasar el extremo del sedal fino por el agujero de la lazada del sedal grueso.

- He iremos enrollando el sedal fino a través de uno de los lados de la lazada, hasta como mínimo cinco veces.

- Mojaremos el nudo con saliva, tensaremos los extremos y recortaremos el sedal sobrante.    

Y para ir cerrando esta primera parte de este reportaje, aquí te dejo un video de la pesca en escollera en Cádiz, extraído del canal Youtube de un video de Toni Surfcasting Pesca y Naturaleza.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario