JBpescador

JBpescador
NOTA DEL AUTOR: Esta claro que la teórica puede llegar a ser muy distinta a la práctica; por ese motivo, este autor está abierto a cualquier iniciativa por parte de cualquier marca o tienda especializada en probrar nuevos materiales, asi como ser patrocinado por cualquiera de ellas, probando sus articulos en cualquier modalidad. Para contacto: jbpescador@hotmail.com
PORTAL DEDICADO A TODO LO RELACIONADO CON EL MUNDO DE LA PESCA DEPORTIVA EN EL MAR

TAMBIEN PUEDES LEER AL AUTOR EN ALGUNO DE SUS LIBROS:

EL ARTE DE LA PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2000

CUADERNO DE PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2002

sábado, 30 de enero de 2021

INICIACION A SEA CASTING o LANCE SEMIPESADO 2ª Parte

INICIACION A SEA CASTING o LANCE SEMIPESADO 

                                                  2º PARTE

En esta segunda parte de este articulo, volveremos abordar los demás puntos que han faltado en el artículo anterior, ya que ahora veremos el calibre de los plomos, así como los anzuelos, los lanzamientos, los cebos, y sobre todo los terminales y las técnicas.


PLOMOS:

Con relación a los plomos que se utilizan en esta modalidad, hay que decir que son muy similares a los utilizados en otras modalidades, o sea que no hay plomos especialmente diseñados para el casting semipesado. Pero lo que si debemos tener claro es que para la utilización de esta modalidad en playa, no serán los mismos que para utilización en roca o zonas de fondo mixto. Por ello, siempre elegiremos plomos más aerodinámicos para las zonas de playa, ya que de esta forma conseguiremos mayores distancias. Aunque según el estado del mar elegiremos aquellos que se quedan fijos en los fondos o bien los de tipo rodantes. Los fijos cuando el mar esté embravecido, mientras que los rodantes o similares para el mar en calma. Por otro lado, también debemos tener en cuenta la técnica que vamos a realizar. Si pescamos con un corrido en playa, siempre será recomendable utilizar los de puro simples, o sea sin alas y sin garfios, para que alcancen mayor longitud. Si por el contrario decidimos pescar en roca, siempre será más común utilizar plomos que en su recuperación adquieran la superficie con suma facilidad, cosa que agradeceremos, puesto que muchas veces evitaremos el tan molesto enroque. Con respecto al peso que se debe utilizar, este estará directamente relacionado con la potencia de la caña, pero teniendo siempre en cuenta que el peso del terminal será la suma del peso del plomo y el peso del cebo.


ANZUELOS:

Tampoco existen unos anzuelos especiales para esta modalidad, sino que se sirven de los utilizados por otras modalidades. Pero el pescador de casting semipesado tiene que tener siempre en cuenta que los anzuelos deben ser de un tamaño mediano, concretamente entre 1/0 y el 5, con la única función de conseguir clavar piezas medianamente grandes, y teniendo también en cuenta que los cebos serán más voluminosos, medias sardinas, grandes lombrices, etc., los anzuelos deben ir siempre relacionados con el volumen del cebo. Por ejemplo, si pescamos con peces cebo, como es lógico, no podemos utilizar anzuelos del los numero 6, 7, 8, etc. sino que utilizaremos los comprendidos entre 2 y el 3/0, con terminales confeccionados con sedales de 0.30 y 0.40 mm. También podemos adquirirlos ya montados o bien empatillarlos nosotros, aunque hay que reconocer que en el amplio abanico del mercado existen muy buenas marcas que se encargan de presentar los anzuelos ya empatillados siguiendo la proporción del grosor del sedal con el tamaño del anzuelo; al igual que presentar anzuelos específicos para la captura de algunas especies, tales como doradas, lubinas, sargos, etc. Por tanto, con un poco de dinero podemos hacernos con un arsenal muy importante de anzuelos, para las distintas ocasiones que se originan en esta modalidad.


CEBOS:

Con relación a los cebos que se utilizan en esta modalidad, tampoco existen cebos específicos, sino que utilizaremos los que más nos interesen para el lugar que hemos elegido esa jornada de pesca. Por ello se podrán utilizar desde lombrices hasta moluscos y crustáceos, sin dejar olvidada la sardina ni el calamar. Pero lo que si debemos de tener en cuenta es que el cebo debe ser bastante voluminoso, con el único fin de intentar capturar peces medianamente grandes. Uno de los cebos más utilizados en esta modalidad, pero en su variante de playa es la tita gorda o de palangre. Porque este cebo al ser tan grande el pez pequeño o mejor dicho la morralla, casi nunca lo toca quedándose a merced de los peces grandes. Aunque existe también otro cebo que se utiliza en esta modalidad muy frecuentemente y es la navaja o muergo. Este cebo podemos utilizarlo entero con sus valvas o troceado sin ellas. Es muy atractivo para las grandes piezas, sobre todo si pescamos con sus valvas y es la dorada el pez que se intenta capturar.


Cuando esta modalidad la utilizamos en zonas rocosas uno de los cebos que es muy eficaz en el poliqueto o palmera, al igual que la holoturia. Pero sin embargo, si esta modalidad la utilizamos en zonas mixtas, donde predomine el fondo guijarroso con grandes bajíos de agua, podemos optar por utilizar dos modalidades:

La pesca a la deriva con pan de cebo y con terminales de rosario para intentar capturar pequeños mújoles.

La pesca de sea- casting con peces vivos colocados de peces cebo, en cualquiera de sus formas. 


Otro de los cebos que no nos podemos olvidar para esta modalidad es el camarón vivo, que debemos cogerlo antes entre las rocas con nasas. Al igual que también nunca lo encarnaremos pinchándole la mancha negra que tiene en la cabeza, ya que de lo contrario moriría fácilmente. Lo mejor utilizar una aguja de encarnados duros y colocarle el anzuelo en las patas traseras. Este cebo es excelente para todo tipo de peces, desde doradas, maragotas, tordos, sargos, lubinas, pargos, y un largo etcétera.

MARAGOTA

LANZAMIENTOS:

En el caso de que utilicemos esta modalidad en las playas, también utilizaremos igualmente las técnicas de lanzado que se utilizan en el surf- casting, con el único fin de conseguir mayores distancias en los lances, aunque algunas cañas no están preparadas para los lanzamientos laterales apoyados o incluso los pendulares, de ahí que el que más se utilice sea el frontal apoyado. Pero si la pesca con esta modalidad, la enfocamos hacia las escolleras, zonas rocosas escarpadas, deberemos siempre utilizar el que mejor se adapte a la zona elegida. Por tanto, no podríamos hablar de un tipo de lanzamiento específico, pero si podemos decir que el frontal suspendido es el más usado, ya que el apoyado podría enredar los terminales en las rocas y aparte de romper dichos terminales, romper también las cañas. Pero siempre hay que tener en cuenta que un lanzamiento bien ejecutado técnicamente hablando es base fundamental para obtener más metros en el lanzado. 


TECNICAS:

Con respecto a las técnicas realizadas en el lance semipesado, son varias las que podemos utilizar desde un corrido directo hasta el chambel más sofisticado, siempre dependerá del lugar donde nos encontremos y la especie que intentemos capturar. Si nos encontramos en la punta rocosa o en la escollera, una de las técnicas menos conocida pero muy eficaz es la del cebo corrido, que consiste en lanzar al agua un plomo solamente anudado a nuestra línea y después deslizar por dicha línea el cebo. Aunque también con el mar en calma podemos utilizar la técnica de colocar un cebo a media agua. Esta técnica consiste en colocar primero un tope, ya sea de silicona o de hilo de coser, en la línea general a una distancia entre 10 y 15 m. del final. Una vez colocado pasaremos a realizar el terminal; que será igual que cuando hacemos un corrido simple, pero con la particularidad de colocar un flotador cerca del cebo. Este flotador tiene la función de elevar el cebo hasta que el plomo corrido haga tope con el nudo, de esta forma el cebo se nos quedará a media agua. Siendo esta técnica muy eficaz para capturar especies pelágicas como el palometón, serviola e incluso la anjova.


TERMINALES:

Cuando se habla de terminales, en esta modalidad debemos saber que el más usado en las zonas rocosas es el monotrace, que se utiliza para evitar que el plomo sea el que se enroque y con ello, se pierda todo el terminal junto con la posible pieza. Además también se utiliza el corrido simple, pero con la particularidad de utilizar un nudo corredizo con un trozo de mondadientes para que haga de tope, ya que si tenemos la oportunidad de clavar alguna pieza importante y se entana o se encueva, al tensar el terminal este se romperá el trozo de palillo permitiendo que el plomo llegue a la boca del pez asustándolo e impidiendo que se atore en dicha grieta rocosa.

Pero para la pesca en playa, los terminales son iguales que los utilizados en la modalidad de surf- casting, siendo el chambel pater noster el más utilizado. Pero también cabe la posibilidad de utilizar el corrido mixto o incluso montar un urfe muy cerca de nuestro plomo. Todos estos terminales podremos utilizarlos siempre que la playa no presente fondos rocosos, ni fondos de guijarros.  

También existe la posibilidad de intentar pescar calamares y sepias con esta modalidad, y desde cualquier lugar de la costa. Desde playas arenosas hasta zonas portuarias. Para ello se requiere una técnica especial, así como unos señuelos especiales. La técnica es la de colocar un flotador corrido de buenas dimensiones en la línea de la caña, dejando el cebo artificial que haga su trabajo por debajo de él. La técnica a seguir será la misma que la utilizada en la modalidad de spinning, o sea, recoger la línea dando pequeños tirones, de esta forma el artificial irá recogiéndose a distintas velocidades incitando a los cefalópodos a atacar al cebo. Este terminal es muy eficaz, ya que con él se puede hacer buenos lanzados y rebajando los altos porcentajes de enredo que suponen el lanzar terminales muy largos La forma de confeccionarlo será de la siguiente manera:

- En primer lugar introduciremos en la línea principal un nudo de hilo de coser, después introduciremos una pequeña cuenta de collar, a continuación introduciremos una flotador de medianas dimensiones, capaz de aguantar el peso de un cebo artificial o un pez pequeño.  El nudo junto con la cuenta nos permitirá que el flotador corrido coloque el cebo a la profundidad deseada.   

- Una vez hecho esto debemos colocarle varios plomos de guisante para que el flotador se mantenga derecho y que se introduzca en el agua hasta la línea de flotación, también podemos colocar un plomo de torpedo o lágrima perforado en vez de los pequeños de guisante.

- Seguidamente, anudaremos un mosquetón mediano tirando a pequeño, pero de con una robustez capaz de aguantar un peso relativamente grande.

- De este mosquetón colgará un sedal de 60 cm, de largo y de un calibre de entre 0.28 ó 0.30 mm. En el cuál irá anudado una jibionera u otro cebo artificial diseñado para la pesca de estos cefalópodos.

El funcionamiento de este terminal es muy sencillo porque a la hora del lanzamiento el flotador estará muy cerca del mosquetón y los plomos impidiendo su enredo, pero una vez caído en el agua los plomos bajarán rápidamente el señuelo a la distancia que previamente hayamos calculado, dejando de esta forma el señuelo a la profundidad deseada, y de vez en cuando tiraremos del sedal con la mano para mover el señuelo y así animar la zona de pesca. 

Una de las cosas que mucha gente no sabe, es que debemos limpiar el señuelo con un cepillo de dientes y agua dulce entre captura y captura, y todo porque hay calamares e incluso sepias que son capaces de oler los alfileres del señuelo que han sido clavados en otras piezas y rehuir el artificial.

CAPTURAS:

       Antes de nada debemos saber:

Que la dirección de las corrientes, el oleaje, las mareas y muchos factores más… como la presión atmosférica e incluso la temperatura del agua, son factores que influyen notablemente en el comportamiento de los peces. Cuando el pescador de lance semipesado, decide utilizar un cebo especial como navajas, ermitaños, calamares, etc. siempre le hace pensar en la posible pieza que se pueda clavar en dicho cebo, y siempre con relación al lugar de pesca donde está; por ejemplo si ha elegido la zona de playa, podrá pescar doradas, lubinas, magres grandes, bailas, etc. Pero cuando elige la zona rocosa o la zona de la escollera de los puertos, las capturas pueden ser totalmente diferentes; desde sargos, pargos, obladas, hasta meros, morenas, congrios e incluso pulpos. Por otra parte, si utilizamos peces cebo en los bajíos de agua, las capturas pueden ser grandes palometones, serviolas, lubinas y un largo etcétera de peces depredadores.  O sea, todo estará condicionado al lugar y tipo de fondo que elijamos para esa jornada de pesca. Así como, si nos hemos decantado por los cefalópodos, las capturas pueden ser calamares, sepias, e incluso pulpos. 

 

SERVIOLAS

EQUIPAMIENTO:

Cuando se habla de equipamiento para esta modalidad, no se habla de nada específico, o sea, que no hay nada que sea exclusivo del lance semipesado. De ahí, que debamos ir equipados con todo lo necesario para una jornada de pesca, desde ropa de abrigo en invierno hasta la botella de agua en verano. Pero como complemento en invierno podemos usar un buen vadeador, principalmente porque nos aislará de la humedad e incluso de mojarnos, así como también unas buenas botas katiuskas nos resguardaran de mojarnos los pies en la playa. Pero si por el contario, la jordana de pesca la vamos a realizar en roca, unas buenas botas de montaña será el calzado ideal para esa situación, y si somos personas que amamos el riesgo adentrándonos en acantilados, zonas de rocas casi inaccesibles, etc., no se nos puede olvidar llevar en el bolsillo un silbato, ya que será de mucha ayuda en caso de accidente.

Aparte de la ropa necesaria, también deberemos llevar una buena linterna de cabeza, un cubo, una navaja, unos guantes de cuero, una pequeña nevera para el cebo, así como la mochila con nuestros aparejos, y como no, en las playas una pequeña mesa y una buena silleta. 


CONCLUSIONES:

Después de todo lo expuesto en este articulo, la conclusión principal que emanan de estas líneas, es que la pesca no hay que tomársela como un simple hobit, ya que si es así, las capturas serán siempre muy pobres al margen de tener un golpe de suerte. Por tanto, todo aquel que empieza siendo una simple afición tarde o temprano termina por hacer que su equipo sea más sofisticado y de mejor calidad. Así como utilizando mejores materiales consiguiendo mejores condiciones a la hora de pescar, ya sea utilizando una modalidad u otra.  

En definitiva con este artículo solamente intento que aquellos pescadores ocasionales intenten mejorar sus salidas de pesca con el único fin de tener más éxito y volver a casa con ganas de volver a salir. 

Aqui os dejo un video de la pesca en escollera, sacado del canal YouTube, y realizado por MDQTeam Pesca. Espero que os guste. Un saludo y buena pesca...


 


miércoles, 30 de septiembre de 2020

INICIACION AL SEA CASTING o CASTING SEMIPESADO (1ª parte)

    

   INICIACION AL SEA CASTING o 

            CASTING SEMIPESADO (1ªparte)

La pesca esta considerada como un deporte, pero mucha gente no lo ve como tal, principalmente porque lo considera una afición e incluso un hobby. De ahí, que existan pescadores que únicamente realizan este deporte de vez en cuando, teniendo todo el material en el coche o en el trastero sin prestarle la atención adecuada, principalmente porque no limpian el material y unas veces por pereza y otras por dejadez les da igual la forma en la que este guardado, porque cuando terminaron de pescar la ultima vez, simplemente plegaron las cañas y las volvieron a guardar en el maletero del coche y de ahi al trastero. 

Pues bien, este articulo lo quiero dirigir a ellos, que únicamente tienen como hobby este deporte y con estas letras indicarles e instruirles el mejor modo de realizar esta modalidad que para mi entender es la que posiblemente más utilicen.

Para empezar podemos decir que esta también se derivada del casting (lanzamiento), y se podría englobar entre las modalidades de surf- casting y rock - fishing pesado, principalmente porque esta manera de pescar se centra principalmente en una pesca mixta, o sea que se puede desarrollar bien en playas o bien zonas rocosas. También se podría decir que en las demás modalidades del casting la pesca es a fondo, o sea, se deposita el cebo en el fondo y deja que haga su función. Pero, si hemos decidido que el lance semipesado sea definido también como pesca a fondo, es porque al ser una pesca mixta, en todas sus facetas, también se deposita en cebo en el fondo y se espera a que el pez lo muerda.

¿Dónde y cuándo practicar esta modalidad? 

El pescador de esta modalidad, debe saber elegir el lugar idóneo para efectuarla, y según las condiciones del mar donde y cuando practicarla, así como las técnicas necesarias para realizarla correctamente. Por tanto debe conocer bien todas las referencias que le ofrece el mar en sus distintas formas, para elegir el lugar ideal para esa jornada de pesca, que puede desarrollarla en rocas, espigones, ensenadas, estuarios, y como no, en playas. Pero, teniendo en cuenta que para cada sitio debe ejecutar unas técnicas distintas a las de otros lugares, por ejemplo: si decide pescar en playa debe tener en cuenta que los lanzamientos serán más cortos que si utiliza los materiales de la modalidad de surf- casting; porque en primer lugar la caña no está diseñada expresamente para los lances largos, sino medianos. Por otro lado, el carrete tampoco está condicionado para albergar sedales muy finos, si no que los diámetros serán un poco mayores. Lo mismo que sucede si decide pescar en rocas, ya que no deberá intentar pescar peces muy grandes, porque los materiales, a veces, juegan un papel muy importante. De hecho se ha dado el caso, de rotura de cañas cuando se ha intentado pescar meros en las rocas, con materiales de lance semipesado.

 

        CAÑAS:

Para elegir bien una buena caña de lance semipesado, debemos en primer lugar saber que zona va a ser la más frecuentada y que especie, o mejor dicho, que especies habitan en dichas zonas, por ejemplo si la zona más frecuentada es la zona rocosa baja, escolleras, zonas portuarias, etc., debemos elegir una caña pensando en las posibles piezas que se nos puedan enganchar, tales como sargos, obladas, mújoles, etc. Conocido esto, debemos elegir cañas de tipo telescópico, ya que permitirá poder desplazarnos con rapidez, si no nos gusta el lugar, mientras que con las de tramos, tardaríamos mucho tiempo en desmontarlas. La longitud de la caña quedará siempre a elección del pescador, porque tienen que tener en cuenta que estas cañas deben ser utilizadas desde cualquier lugar de la costa. Por ello, la comprendidas entre  4, y 5 m, son las que se deben elegir. Con respecto a la acción debemos elegir cañas que posean acciones distintas, parabólicas, medias y en algunos casos hasta de puntera. La razón principal se basa en que nunca pescaremos en los mismos lugares, y por lo tanto, unas acciones serán buenas para un sitio y otras para otros, sin ir más lejos podemos poner como ejemplo, la utilización de cañas de acción intermedia en las zonas de roca. Esta utilización nunca será al cien por cien, ya que la mayoría de los lanzamientos serán medianamente cortos y a la caña no se le estará desarrollando todo su potencial. 

 

Pero sin embargo, si la utilizamos en playa, el desarrollo de su acción será el correcto sobre todo cuando intentemos los lanzamientos largos. En el caso de la potencia, debemos elegir aquellas que tengan una potencia media, entre los 80 y 200 gr., con punteras relativamente medianas en su grosor para las de mayor potencia y punteras más finas para las de menor potencia. Con relación al anillaje, como es lógico, las de rozamiento cero son las más idóneas, aunque muchas veces la mayoría de las cañas no las tengan de fábrica, o si las tienen se encarecen mucho su precio. Otros de los puntos a tener en cuenta es el material con que están fabricadas. Hoy en día el carbono está sustituyendo a pasos agigantados a la fibra de vidrio, pero también debemos saber que el propio carbono, aparte de ser un buen conductor de la electricidad, con el tiempo pierde elasticidad y sobre todo pierde la rigidez haciendo que las cañas se vuelvan demasiado blandas, perdiéndose, como es lógico, metros en el lanzamiento. Por otro lado, también debemos saber que la fibra de vidrio, sobre todo para las punteras ofrece unas prestaciones excepcionales, porque nos permite en todo momento detectar la picada de los peces, y aun siendo más robusta también es más elástica.

 En el amplio mercado encontramos todo tipo de cañas para esta modalidad; por ello, debemos elegir aquellas que están mejor diseñadas para esta particularidad. Por tanto una buena caña será la fabricada de forma telescópica con 4.5 m de longitud de cinco secciones con una buena conicidad en cada sección haciendo que los tramos encajen perfectamente sin dejar holgura entre ellos y menos aun, que dé la sensación de inestabilidad al moverla. De ahí que deberá estar especialmente indicada para el lanzado potente, gracias a su potencia y rigidez estructural, siendo parabólicas pero con una acentuada acción de punta, cosa que nos permitirá los lanzamientos a largas distancias para las playas, y robustez junto con potencia para las zonas rocosas. Deberemos elegir, sobre todo, con dos potencias entre 100 y 200 g, o bien si la queremos más suave con potencias entre 80 y 150 g., según la utilización que vayamos a darle, adaptándose inmejorablemente a cualquier escenario de pesca, bien sea desde playa o roca.      

        CARRETES:

Con respecto a los carretes de lance semipesado, debemos siempre elegir aquellos que se adapten al lugar donde vayamos a practicar esta modalidad y siempre en concordancia con la caña, principalmente porque tan malo es comprar un carrete demasiado grande como demasiado pequeño. Pero esto no significa que con un mismo carrete no podamos utilizarlo en varios sitios, por ello, debemos elegir un carrete que con cambiar la bobina simplemente pueda ser utilizado en distintas zonas. De ahí que debamos llevar al menos dos bobinas cargadas con distintos diámetros de sedal, para poder utilizar el fino en playa y el más grueso en zonas de rocas, escolleras, etc. Por lo tanto, deberemos elegir bobinas de tipo cónico para cargarlas con sedal fino y utilizarlas en playa y con una conicidad menos pronunciada para cuando sea utilizada en rocas. Con respecto a los materiales de fabricación estos también deberán elegirse livianos y anticorrosivos, como el aluminio, carbono e incluso de magnesio, aunque estos últimos se incrementan mucho en su precio. Con relación a la recuperación, lo recomendable es que tengan unos niveles notables, como por ejemplo 4.5:1, o bien 4.9:1, que significa que por cada vuelta de la manivela recoge 4.50 metros o bien 4.90 metros; además deben de poseer al menos tres cojinetes a bolas en su estructura, para que ese nivel de recuperación no se haga pesado en el momento de la recogida.     

SEDALES:

 Cuando decidimos pescar utilizando la modalidad del casting semipesado, debemos cargar el carrete con sedales medianos de entre 0.25 mm. y el 0.45 mm., de los cuales destinaremos los más finos a las playas y los gruesos a las zonas rocosas, puntas de las escolleras, etc. En esta modalidad debemos tener varios puntos muy claros: Elasticidad muy baja, sobre todo para poder transmitir mejor la picada de los peces. Mayor ligereza, porque al ser más ligero y tener menos peso el sedal saldrá mejor del carrete. Textura blanda junto a un nivel de memoria bajo, para que en su salida tengan menos estrías, que son las responsables de frenar al sedal cuando rozan en las anillas. 


     También utilizaremos monofilamentos que contengan grandes cantidades de teflón, coramida, poliamida, etc., en su fabricación, ya que al poseer alguno de estos elementos, se consigue que con un diámetro inferior, se obtenga una resistencia mayor. Los pescadores mas sibaritas prefieren utilizar sedales de fluorcarbono para la línea madre, ya que este les proporciona todas las características que se han enumerado antes, además de hacerse casi invisible en el agua. Aunque este tipo de sedal no suele ser generalmente el que se utiliza para línea madre, ya que su mantenimiento requiere bastante tiempo en limpiarlo después de cada jornada e incluso lubricarlo con vaselina liquida.

Por otra parte también hay que tener en cuenta, que debemos utilizar puentes, para poder lanzar con sedales finos. Estos puentes debemos confeccionarlos con sedales más gruesos, para que amortigüen la fuerza del plomo en su salida; por lo general se utilizan los diámetros comprendidos entre 0.45 y 0.60 mm., según sea el sedal utilizado, cuanto más fino sea el sedal utilizado menor será el grosor del puente, siempre y cuando estos puentes los fabriquemos nosotros mismos, ya que si los compramos deberemos cortar al menos varios metros del sedal del inicio para que case perfectamente con el grosor de la línea madre que llevamos en el carrete. Todo esto significa que si compramos puentes de surf casting habrá que quitar los primeros metros que serán muy finos del 0.20 mm., hasta conseguir en la conicidad del sedal un diámetro similar a nuestra línea que será un 0.28mm.por ejemplo.  


       
NUDOS:

            Para esta modalidad los nudos utilizados son los mismos que para las demás modalidades, en la que se requiera un lanzamiento medianamente fuerte. De ahí, que debamos hacer a la perfección cualquier nudo relacionado con amarre de líneas, mosquetones, anzuelos, etc. De hecho uno de los nudos más usados son: Palomar, Clich, Ligadura doble o nudo de sangre, etc. Aunque por su condición de usar sedales más gruesos uno de los nudos que más se utiliza es la Ligadura o Albright, y su confección es de la siguiente manera:

Nudo de ligadura o albright: Este nudo se suele utiliza para la unión de dos sedales de distinto calibre.

 - Al extremo del sedal más grueso, le haremos una lazada simple, pero sin llegar a cerrarla.

-  Después introduciremos el sedal fino a través del agujero de la lazada que habíamos hecho antes.

El extremo del sedal de menor calibre debe enrollarse al otro al menos diez veces de atrás hacia delante.

Volveremos a pasar el extremo del sedal fino por el agujero de la lazada del sedal grueso.

- He iremos enrollando el sedal fino a través de uno de los lados de la lazada, hasta como mínimo cinco veces.

- Mojaremos el nudo con saliva, tensaremos los extremos y recortaremos el sedal sobrante.    

Y para ir cerrando esta primera parte de este reportaje, aquí te dejo un video de la pesca en escollera en Cádiz, extraído del canal Youtube de un video de Toni Surfcasting Pesca y Naturaleza.