JBpescador

JBpescador
el autor
PORTAL DEDICADO A TODO LO RELACIONADO CON EL MUNDO DE LA PESCA DEPORTIVA EN EL MAR

TAMBIEN PUEDES LEER AL AUTOR EN ALGUNO DE SUS LIBROS:

EL ARTE DE LA PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2000

CUADERNO DE PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2002

Traduce el Blog

viernes, 5 de octubre de 2018

LOS MARES - "Conocimientos básicos"


LOS MARES "Conocimientos básicos"

 Después de explicar y difundir muchos de los aspectos, terminales, accesorios, especies, técnicas, modalidades y un largo etcétera. He creído conveniente que, ante todo, debamos conocer el terrero de juego, que en este caso es el MAR  (o para muchos la Mar). Por todo ello, cualquier pescador que se precie debe conocer o intentar conocer el mar, ya que de esta manera evitara grandes sustos, e incluso utilizara estos conocimientos para su propio beneficio.

El mar y los océanos cubren las 3/4 partes de la superficie de nuestro planeta, por tanto se podría decir que vivimos en un planeta de agua. El suelo marino es muy variado y se divide en tres zonas características: litoral, continental y abisal.
Para el pescador de mar lo que más le interesa es la zona litoral, ya que en ella es donde habitan la mayor parte de los peces en distintos ecosistemas y siguiendo una serie cadenas alimenticias que hacen evolucionar a muchas especies. En los mares y océanos de nuestro planeta existen distintos fenómenos que deberemos conocer: 
CORRIENTES:
    
En el mar las corrientes marinas tienen mucha importancia, de ellas dependen muchas especies marinas, porque son las encargadas de distribuir los organismos planctónicos de los cuales se alimentan muchos peces. Son muchas las condiciones que originan las corrientes, desde las diferencias de salinidad, la temperatura, el viento, etc., hasta incluso la compensación entre dos masas de agua. Al igual que son muchas las corrientes que produce el mar, que pueden ser horizontales, verticales, con movimientos constantes o periódicos, cálidas o frías. En el mar Mediterráneo la corriente principal es la que entra por el estrecho de Gibraltar, empujada por el océano Atlántico debido a la gran diferencia de salinidad de ambas aguas, también a la fuerza del viento, y otras. Esta corriente origina que en el mar Mediterráneo, exista pesca en casi todas las estaciones del año, porque arrastra microorganismos que son seguidos por grandes bancos de peces, como la Caballa, Sardina, etc., y estos a su vez arrastran a los depredadores que se alimentan precisamente de ellos.

METEOROLOGIA:

El buen pescador, siempre consultara el mapa del tiempo antes de salir de pesca. Observara el viento, el sol, las nubes, etc.; pero no solamente para su condición ante esa jornada de pesca, sino que esa información determinara el poder dirigirse a un lugar u otro.
Las condiciones del mar, a veces juegan un papel muy importante y trascendental en una determinada jornada, porque las corrientes, las mareas, las brisas, etc., influyen directamente en el comportamiento de los peces, modificando incluso los lugares de alimentación. Por eso, muchas veces hemos vuelto a pescar a sitios donde con anterioridad hemos hecho una buena jornada y sin embargo no hemos tenido ni una sola picada o a lo sumo dos o tres.
Siempre debemos intentar conocer las distintas señales que produce el mar, e intentar averiguar a simple vista que zonas son las mejores para la pesca. Por ejemplo si pescamos en zonas rocosas y el mar esta levemente agitado buscaremos siempre zonas de espuma para intentar clavar algún sargo o lubina, porque estas especies suele buscar su comida en los rompientes. También debemos fijarnos si se produce mar de fondo o arrastre de arena. De producirse así optaremos  por pescar con chambel, pero con las cametas de los anzuelos bastante arriba, con el fin de que dicho arrastre no oculte nuestro cebo; e incluso pondremos un corcho en la parte superior del chambel para que se mantenga derecho. Si por el contrario el mar está muy tranquilo y el agua muy transparente, deberemos optar por aparejos muy sencillos y simples evitando cualquier reclamo, ya que al estar el agua tan cristalina el pez puede verlos fácilmente y algunas especies muy recelosas ni se acercaran. Por otro lado, también debemos saber reconocer los posibles cambios inmediatos que se producen en el mar con relación al mal tiempo:

- Las pequeñas nubecillas altas por la mañana, nubes oscuras en el lado del mar, y nubes bajas cubriendo montes, podrán ser indicios de cambio a mal tiempo.
- El sol empañado, con aureola o cuando se oculta detrás de negros nubarrones, también podrán ser indicios de mal tiempo.
- La luna con aureola o velada, también indicara un cambio inminente.
- El mar de color muy oscuro, olas largas y cada vez mas encrespadas indicaran lo mismo.
- En el caso de ir en una embarcación, cuando divisemos el mar en distintas tonalidades, o sea con cortes en la superficie, esto indicara que se avecina un cambio inminente, que unas veces puede ser muy leve y otras muy pronunciado.
- Por otra parte, y sobre todo en el Mediterráneo al llegar el medio día se produce un ligero cambio, debido a los vientos que suelen cambiar o al estado atmosférico, yendo a peor o a mejor según proceda.

Ante todos o algunos de estos indicios deberemos tomar las oportunas precauciones, ya que si nos sorprende una tormenta eléctrica en plena acción de pesca y nuestras cañas son de carbono, grafito, kevlar, whisker, etc., deberemos recoger lo antes posible debido a la gran conductividad eléctrica de estos materiales y alto poder de atracción de rayos.
Por otro lado, después de las tormentas siempre buscaremos las zonas de pesca en las desembocaduras de ríos o grandes ramblas, porque dichas zonas tendrán más actividad de peces debido a la cantidad de organismos que son arrastrados hacia el mar.
VIENTOS:

Los vientos se originan porque no es el sol el que calienta el aire, sino que es la tierra con el calor que desprende la que lo hace; una vez alcanzada una determinada temperatura asciende a la atmósfera y esta cuando lo enfría, lo vuelve a bajar originando corrientes de aire, que son los vientos. Cuando hacen acto de presencia, no solamente auguran cambios inminentes, sino que su llegada siempre va acompañada más tarde o más temprano, de lluvias y mal tiempo.
Si el viento sopla de levante flojo o moderado y el lugar de pesca está orientado así, esa jornada de pesca puede ser muy favorable, porque el propio viento origina una corriente hacia fuera que es seguida por los peces. Pero si el levante es fuerte, por lo general será imposible pescar en esa zona, dependiendo claro esta de la fuerza del viento y de las olas. Por esto deberemos buscar zonas que estén orientadas al revés, o sea de poniente o viceversa, cuando sople el poniente fuerte, buscar zonas de levante. Si los vientos son de lebeche (sur-sureste) o de norte, siempre buscaremos sitios donde algún cabo, escollera, montaña, etc., nos resguarde de él.

El refranero español dice: "Cuando sople el levante hasta que la caña aguante, y cuando sople el poniente coge la caña y vete". Este refrán, a veces se equivoca, porque también se han hecho muy buenas pesqueras soplando el poniente.
MAREAS:

Las mareas son producidas por la atracción de la luna sobre los mares y océanos. En el mar Mediterráneo y debido al pequeño intercambio de agua con el océano, las mareas no son muy notables pero si suficientes para la pesca. Las mareas lunares reciben la influencia de otros fenómenos atmosféricos, como la intensidad del viento, la presión atmosférica, etc., para acentuar las horas propicias para la pesca (marea creciente o decreciente), sobre todo para las horas nocturnas.
Por otro lado el brillo de la luna debe ser muy tenue, e intentar pescar siempre en fase de luna nueva, porque deja el mar en la más completa oscuridad, haciendo aproximarse a la orilla a las grandes piezas depredadoras en busca de peces pequeños. Pero por el contrario cuando la luna está en fase más brillante, o sea en luna llena, hace que los peces pequeños no salgan debido a la excesiva visibilidad y luminosidad.
OLAS:

Las olas son ondas que se desplazan en la superficie del agua y son el fruto de las corrientes, mareas y vientos. En el mar pueden producirse distintas situaciones con respecto a las olas, desde calma total hasta fuerte marejada, todo ello determinado principalmente por la fuerza de los vientos. La ola se divide en dos partes:

-          Cima: Es la parte superior, también conocida como cresta.

-          Hueco: Es la parte más inferior, conocido también por valle o seno.

La altura de una ola se mide verticalmente y es la longitud que existe entre el hueco y la cima, mientras que la longitud es la distancia que hay entre cima y cima de dos olas sucesivas. Cuando la profundidad de la playa es igual a la altura de la ola, esta se encrespa y se rompe; volviendo de nuevo al mar y produciendo la corriente descendente o resaca, que al juntarse con la corriente ascendente produce el tan buscado escaño o deposito orgánico, donde los peces suelen alimentarse.   
LINEA DE COSTA:

La línea de costa en nuestro litoral es muy variada, desde playas arenosas hasta acantilados escarpados. La línea de costa se podría dividir en cinco grandes grupos: Playas, ensenadas, puntas rocosas, puertos y estuarios.

+ PLAYA: Las playas pueden ser muy variadas, desde playas muy arenosas hasta playas de grandes guijarros. El origen de las playas es debido a la erosión de las olas producida después de muchos años batiendo en un mismo lugar, de ahí que haya tanta variedad entre unas y otras. Se componen de tres sectores: Manto, escaño y lecho.
El manto es la parte que no está bañada por el mar y sirve de contención a las olas. Este manto puede ser de arena fina, grano medio o grueso. Cuando la playa está expuesta directamente al batir de las olas, su manto será de arena fina debido a la propia erosión que ejercen las olas y por tanto, la playa no será muy profunda. En cambio cuando la playa está orientada oblicuamente con relación a las olas, el manto será de grano medio o grueso, y la profundidad será media o elevada.
 El escaño es precisamente el escalón que se forma cuando se juntan las corrientes ascendente y descendente de la playa. Dicho escaño es muy rico en fertilidad orgánica, ya que es donde se deposita concretamente el depósito orgánico que tanto busca el pescador de playa.
El lecho es la parte más profunda de una playa, y es donde se desarrollan las praderas de algas (posidonia) que sirven de alimento y refugio a muchas especies. En las playas donde el grano sea grueso o muy guijarroso, el pescador no debe lanzar muy lejos, en cambio en las playas de arena muy fina si debe hacerlo, porque este tipo de playa necesita más distancia para adquirir más profundidad.
+ ENSENADA: La ensenada se caracteriza por ser una zona mixta, donde predominan las zonas de roca y playa dentro de un mismo lugar.  Por tanto el suelo marino será de la misma forma, habiendo sitios donde predomine el fondo arenoso con praderas de algas (posidonia) y otros con muchas rocas. Por ello siempre deberemos averiguar el  tipo de fondo que nos encontramos, para usar una técnica u otra.
+ PUNTA ROCOSA: La zona rocosa puede estar, cerca de acantilados, cabos, y rocas entrantes en el mar. Su acceso a veces es muy difícil y las rocas húmedas pueden provocar accidentes; por ello debemos extremar la precaución. En las rocas la formación de paredes verticales indicara la presencia de fondos elevados, mientras que un perfil más redondo indicara una profundidad menor y progresiva. Dependiendo de la zona podremos usar unas modalidades u otras, pero por lo general la que más se usan son: Coup, Inglesa, spinning, casting- semipesado y pesado.
+ PUERTO: Los puertos son entrantes en el mar realizados por la mano del hombre, creados para la carga y descarga de los barcos. La zona de la escollera, creada para evitar precisamente la erosión del mar y para que no se introduzcan la olas dentro del puerto e impidan el atraque de los barcos y el trabajo de los hombres, es la mejor zona para la pesca, ya que normalmente es bastante profunda y lugar de paso de muchas especies. Sin embargo el interior, al ser más tranquilo, hace que la pesca en el sea más sosegada; sin grandes lanzamientos y sin grandes aparejos. Pero teniendo cuidado ya que también se han sacado piezas considerables.
+ ESTUARIO: Los estuarios son las desembocaduras de ríos y grandes ramblas. El hábitat en estos sitios puede ser muy variado. Por lo general en época de lluvias los ríos y las grandes ramblas vierten sus aguas al mar, arrastrando infinidad de organismos, como lombrices, caracoles, etc., haciendo que los peces, sobre todo Lisas, Mújoles, Platijas, etc., habiten en ellos por la abundancia de comida. Por ello la presencia de estos peces hace del estuario una zona privilegiada de caza para los peces depredadores, que se aproximaran a la costa precisamente a cazar.

Por todo esto, el pescador de línea de costa debe aprovechar todas estas circunstancias para un mayor disfrute de este bello deporte.
       
Después de todas estas breves explicaciones, aqui os dejo un video sobre la formación del mar Mediterráneo.
UN SALUDO