JBpescador

JBpescador
el autor
PORTAL DEDICADO A TODO LO RELACIONADO CON EL MUNDO DE LA PESCA DEPORTIVA EN EL MAR

TAMBIEN PUEDES LEER AL AUTOR EN ALGUNO DE SUS LIBROS:

EL ARTE DE LA PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2000

CUADERNO DE PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2002

Traduce el Blog

domingo, 8 de noviembre de 2015

PESCA DESDE EMBARCACION - EL JIGGING LIGERO (2ª Parte)


Si en la primera parte abordábamos los materiales para la confección de esta modalidad, en este segunda parte explicaremos con detenimiento los terminales o bajos de línea, los nudos, los señuelos, y sobre todo las técnicas mas utilizadas. Para empezar deberemos saber confeccionar los terminales, ya que en un momento dado cualquier enroque podría hacernos perder el bajo de línea y, lógicamente, teniendo algún conocimiento de cómo se fabrican para poder seguir con nuestra jornada de pesca, sin tener que abandonarla. De ahí que lo primero que vamos a explicar en esta segunda parte sea:


TERMINALES - BAJOS DE LINEA:

Muchos son los terminales que se pueden utilizar para el jigging ligero, pero si lo que estamos buscando son pequeños jurelas, caballas, estorninos, e incluso pequeñas bacoretas, el aparejo o terminal mas usado son las famosas metralletas, que consisten en llevar anudadas cinco o mas plumas sobre una línea madre y separadas por unos 10 o 15 cmt. Podremos cómpralo o confeccionarlo nosotros, pero como consejo personal, es preferible comprarlo porque en el mercado hay un amplio abanico de estos terminales, los hay de todas formas y colores desde pulpitos, plumillas, gambillas, cangrejillos, papelillos, etc. Pero si por el contrario decidimos hacerlo nosotros mismos, podemos hacerlo de la siguiente manera.

En primer lugar deberemos empatillar al menos cinco anzuelos de buena calidad y de un tamaño mediano, tales como 4, 5 o incluso 6. A estos anzuelos hay que hacerles verdaderos prodigios del bricolaje, principalmente porque encima del empatillado anudaremos una serie llamativos accesorios, como pueden ser desde papelillos de colores y reflectantes, hasta gambillas o pulpitos de goma, dejándolos como si de moscas de rio se trataran. Hay pescadores que utilizan únicamente papelillos de los adornos de navidad, otros sin embargo prefieren comprar gambillas de plástico y atravesarlas con el sedal dejándolas por encima del empatillado.
Una vez confeccionados todos los anzuelos, cogeremos una línea madre del 0.50 mm., y en intervalos de 10 o 15 cmt., iremos anudando las cametas de los anzuelos, dejando la parte de abajo para anudar un mosquetón donde ira colocado el plomo, o el jigg, mientras que la parte de arriba la cerraremos con una simple lazada.


TECNICAS:

Al llegar al sitio escogido pondremos la embarcación en punto muerto y pescaremos a la deriva, de esta forma iremos rastreando con la sonda la mayor parte de la superficie del fondo, localizando aquellos bancos de peces que buscamos o bien la mayor actividad posible de peces en el fondo. En ocasiones los peces se concentran en una zona muy concreta y en los alrededores, sin embargo apenas tenemos picadas, lo cual significa que nos hemos alejado de la zona, teniendo que corregir nuestra posición con relación a la corriente de deriva, o sea que pararemos la embarcación delante de la zona para que la corriente de deriva nos situé finalmente encima del pesquero.

Con terminal de metralleta:

La técnica principal que se utiliza en esta modalidad, es simplemente dejar que el plomo o jigg, según lo hayamos confeccionado, toque el fondo y tras levantarlo del fondo varios metros, o sea recoger al menos cinco vueltas de manivela del carrete, comenzar a bombear el aparejo de arriba abajo, de forma que se obtenga un vaivén importante. Tras un tiempo sin obtener picada, deberemos recoger rápidamente al tiempo que movemos la caña hacia los lados y también de vez en cuando dar pequeños tirones. De esta forma nuestros señuelos se moverán en el fondo de una manera casi natural haciendo que los bancos de peces crean que son pequeños crustáceos en su fuga. Por otro lado, si en la parte final colocamos un jigg, este también hará la función de un pez a la fuga, atrayendo fácilmente a cualquier depredador que se precie que en ese momento esté en la zona. No es la primera vez, que en este tipo de terminales se han enganchado buenas brecas, arañas, besugos, e incluso dentones o lubinas, además si tenemos la suerte de tropezarnos con algún banco de pequeños atunes, bacoretas, bonitos y demás peces pelágicos, es muy probable que se enganchen hasta tres o más en cada aparejo.


Con terminal directo:

Por otro lado, existe la técnica de utilizar los jiggs directamente anudados a la línea de la caña. Lógicamente se deberán utilizar de la misma manera que cuando llevamos el bajo de línea de metralleta, o sea dejaremos que toque fondo y después recogeremos con enérgicos tirones, así como también haremos la técnica del vaivén. Este tipo de pesca, es mas frecuente utilizarlo cuando descubrimos en la sonda, que existen varios peces en el fondo en solitario, señal inequívoca de que estamos sobre fondos de roca con la presencia de depredadores y será el momento preciso para tentarles con pequeños jiggs, tales como inchikus, minows, raglous, vinilos de cabeza plomada, y un largo etcétera. Además esta misma técnica podremos utilizarla cuando descubramos que hay cardúmenes de peces saltando fuera del agua, ya que deberemos lanzar nuestros jiggs cerca del banco de peces, pero sin llegar a romper dicha pajarera.


SEÑUELOS y NUDOS:

Los señuelos mas utilizados en la pesca a jigging ligero, serán aquellos que no sobrepasan un peso de 150 grm., principalmente porque el peso del señuelo deberá ir acorde con la potencia de la caña. Podremos utilizar desde jiggs de pequeño tamaño y peso hasta pulpitos plomados, así como aquellos jiggs de vinilo con la cabeza plomada.

Con relación a los nudos, en esta modalidad y según la técnica que vayamos a utilizar deberemos hacer un nudo u otro. Para las uniones de mosquetones el mejor nudo será siempre el de palomar, que lo efectuaremos de la siguiente forma:

- En primer lugar doblaremos el sedal, como si fuéramos a hacer una lazada, después pasaremos este sedal doblado a través del ojal del mosquetón, anzuelo, etc.
- Seguidamente haremos un nudo por encima con el sedal doble, después haremos pasar el bucle por dentro del mosquetón, anzuelo, etc. y por último humedeceremos el sedal , apretaremos con fuerza y recortaremos el sedal sobrante.


Si por ejemplo utilizamos sedales trenzados, pero con la condición de que los últimos metros sean de monofilamento de fluorcarbono deberemos utilizar el nudo noeud knot, ya que es el que mejor conecta el sedal trenzado con el monofilamento. Y su realización es de la siguiente manera:

- Tomaremos un trozo de sedal monofilamento de uno 20 centímetros aproximadamente, en el cual haremos un nudo simple en uno de los extremos, pero con la particularidad de no apretar dicho nudo, o sea dejando un hueco en él.
- Seguidamente tomaremos unos 20 o 25 centímetros de sedal trenzado, e introduciremos una de las puntas por el hueco del nudo del monofilamento y comenzaremos a dar vueltas con este cabo alrededor del hilo monofilamento inmediatamente después del nudo. Daremos al menos cinco vueltas y una vez terminadas, podremos el dedo al final de dichas vueltas y comenzaremos a dar las vueltas del revés, o sea hacia atrás, dirección hacia el nudo del monofilamento.
- Una vez terminadas dichas vueltas introduciremos el cabo del trenzado por la primera vuelta, inmediatamente después del nudo, o sea por la primera vuelta.
- Después, sin soltar el cabo corto iremos tensando tirando del cabo largo, de forma que las vueltas se vayan uniendo entre si, sin que se monten unas encima de las otras.
- Terminado este proceso apretaremos el nudo simple que habíamos hecho en el monofilamento y cortaremos el sedal sobrante, pero con la condición de dejar unos milímetros para que con ayuda de una llama quememos la punta de forma que forme un poco de porra.
- Una vez hecho esto le haremos la variante de seguridad, que será de esta forma: el sedal trenzado sobrante lo pasaremos por la línea madre del nudo, o sea por la línea del trenzado, de forma que una vez pasado haremos sobre esta línea, al menos las mismas vueltas que le dimos en el lado contrario.
- Apretaremos el cabo que se anudo sobre la línea madre del trenzado y recortaremos el sedal sobrante, de forma que la punta volveremos a quemar para que haga porra y no se pueda escapar.

Aqui tienes el video para mayor explicacion.



Una de las cosas más importantes en este apartado, es que todos los nudos deben mojarse antes de apretarse simplemente con un poco de saliva, porque así tendrá el sedal más flexibilidad y se apretara mejor. Pero también debemos tener en cuenta, que cada vuelta debe estar en su posición para que el estrangulamiento del nudo sea el correcto y tenga garantía de solidez. Cuando los apretemos lo haremos despacio pero con tenacidad.


Otra de los puntos que tenemos que tener en cuenta es la ética del pescador deportivo, porque deberemos tener una responsabilidad importante con la pesca sostenible con la captura y suelta de aquellas especies que sean para el consumo personal, ya que si lo que buscamos es la regocijo personal, hoy en día cualquier móvil tiene cámara para hacerte una buena foto y devolver el pez al mar, de esta forma muchas de la especies que puede alcanzar el doble de tamaño tales como bonitos, bacoretas, melvas, llampugas, listados, serviolas, anjovas y muchas mas, estaremos contribuyendo a su desarrollo como especie, sobre todo porque algunos alevines jóvenes que pueden sobrepasar el kilo de peso, todavía no han tenido su primer freza. De lo contrario estaremos contribuyendo a la exterminación de una generación. Ante todo debemos divertirnos, pero siempre con responsabilidad.


Y este es otro video de esta modalidad..

miércoles, 16 de septiembre de 2015

PESCA EN EMBARCACION - EL JIGGING LIGERO (1ª Parte)


EL JIGGING LIGERO (1ª Parte)

En esta primera parte de este articulo, abordaremos los principales materiales que se deben utilizar, asi como donde y cuando es mas propicio utilizar esta modalidad.

Dentro de la modalidad de jigging existen varias variantes que determinan las capturas de un determinado tipo de peces. Esta claro que el jigging pesado esta más enfocado hacia una determinada especie y sobre todo a un tipo de fondo más profundo que el jigging ligero, principalmente porque las especies que se buscan son más grandes y más potentes, de ahí que se utilicen cañas más rígidas y carretes mas fuertes y pesados.
Por ello, este nuevo articulo lo vamos a enfocar hacia una variante que aun siendo jigging, es incluso mas divertida y a veces mas fructífera. Esta variante es el jigging ligero. Para empezar podemos decir que esta variante lo que busca son pequeñas capturas y sobre todo, los bancos de peces que muchas veces están muy cerca de la costa y que pueden proporcionarnos grandes jornadas de pesca, bancos de jureles, caballas, alachas, palometas, estorninos, e incluso pequeños atunes, bacoretas, bonitos, etc. Y además también no pueden servir en un momento determinado para obtener cebo vivo, para la pesca “al vivo” desde embarcación.
Pero el principal hándicap que se encuentra el pescador, es precisamente saber en que lugar y posición debemos realizar este tipo de pesca, principalmente por que lo difícil es saber donde está el banco de peces. Para obtener un resultado óptimo, deberemos llevar una buena sonda que nos indique en todo momento la actividad de los peces bajo nuestros pies, a que profundidad están atacando mejor a los cebos, que temperatura del agua es más propicia para su pesca, etc. Pero si carecemos de una buena sonda, podremos obtener información divisando la superficie del mar, ya que muchas veces estos bancos de peces suelen salir a la superficie huyendo de los depredadores mas profundos, iniciando así el espectáculo de las gaviotas intentando comérselos, por que si somos testigos de esta acción, veremos como dichos pájaros se lanzan en picado hacia el banco con la intención de atrapar algún pez, originando una gran actividad de peces saltando sobre la superficie y aves sobrevolando el cardumen. En este caso también es viable que utilicemos cebos artificiales a spinning, pero siempre intentado que dicho cebo navegue por la inmediaciones del cardumen, sobre todo para despertar el instinto depredador de los peces que atacan estos bancos o como se dice vulgarmente “pajarera” (por lo de los pájaros sobrevolando el lugar).

¿DONDE Y CUANDO PRACTICAR ESTA MODALIDAD?

Esta bien claro, que desde donde se puede realizar esta modalidad es precisamente desde embarcación, sea cual sea su tipo, desde pequeñas embarcaciones hasta kayak, no siendo una cosa determinante, ya que la principal intención es no alejarse mucho de la costa. Tan solo deberemos localizar aquellos puntos donde la presencia de depredadores es muy activa, porque una vez que estamos en medio del mar, nos encontramos con una gran extensión de agua y escoger un sitio al azar es como tener un numero premiado de la lotería de navidad, ya que, como todos sabemos, el mar no esta plagado de peces, sino que hay que buscarlos. Por ello es imprescindible saber utilizar la sonda y el GPS, para localizar los lugares con más actividad, tales como pecios, arrecifes, rocas sumergidas e incluso arenales entre las algas.
Por otro lado, para practicar esta modalidad hay que tener en cuenta varios aspectos, sobre todo el tiempo, así como el oleaje y las corrientes. No existe una época especial para su realización, aunque en los meses estivales y finales de la primavera será cuando mas ocasión tengamos de poder ejecutarla con acierto. Esta claro que todo dependerá de la freza de los peces, porque todas las especies no desovan en la misma estación, pero si lo hacen la inmensa mayoría a finales de la primavera.


CAÑAS:

Las cañas que se utilizan para este tipo de pesca, suelen ser relativamente sensibles, con una longitud que oscila entre los 1,5 y los 2,3 m., con un grip algo más corto, y con unos punteros mas sensibles, pero a la vez fuertes. Para elegir una buena caña para esta variante debemos tener en cuenta, que las anillas deben ser igualmente de SIC, ya que el sedal aunque no siempre debe de ser trenzado, si lo utilizaremos para una mayor seguridad, principalmente porque también podemos clavar piezas importantes, lo cual implica que no debemos confiarnos en lo que al tema de las anillas se refiere. Por norma general estas cañas se suelen fabricar en dos tramos, siendo uno el puño o grip y el otro el resto de la caña con sus anillas correspondientes. Hay fabricantes que utilizan la primera anilla invertida para una mayor y mejor salida del sedal, principalmente porque evita los enredos en su salida. Una costumbre que ha llegado incluso a las cañas de jigging, cuando en esta modalidad no se suele lanzar mucho los aparejos, pero bueno nunca esta de mas utilizar este conocimiento, aunque los lanzamientos sean muy cortos. Pero sin embargo si tenemos que tener en cuenta, la potencia, la sensibilidad, el peso y la longitud. Para empezar, buscaremos cañas en que la potencia oscile entre las 15 y 30 libras, lo que implica que podemos trabajar bien los señuelos y jiggs de un peso aproximado entre los 100 y 150 gramos. Buscaremos cañas en la que el puntero sea bastante sensible, ya que nos hará disfrutar mucho más de las capturas. Buscaremos aquellas que sean ligeramente livianas, principalmente porque la mayor parte de la jornada la tendremos en la mano y después de unas horas se hacen bastante pesadas. Buscaremos aquellas cañas que mejor se adapten a nuestra fisonomía, ello implica que utilizaremos las medidas que mejor y mas cómodas nos resulten, principalmente porque se ha dado el caso de utilizar cañas con un grip bastante largo y cuando estamos en acción de pesca es cuando nos damos cuenta que pescamos incómodamente, consiguiendo posturas extrañas originando, a la larga, algún que otro dolor en el codo o en el hombro.


CARRETES:

Para elegir un buen carrete de esta modalidad, hay que tener en cuenta que debe ser ante todo liviano, fabricado en materiales como el aluminio, grafito, e incluso acero inoxidable. Por norma general los carretes que se utilizan son de bobina fija, ya que los multiplicadores se suelen dejar para la utilización de aparejos mas pesados y fuertes, pero también hay que destacar que con la variedad que hay actualmente de este tipo de carretes, los podremos utilizar también para esta variante de jigging, pero teniendo en cuenta la compensación con la caña, porque de nada servirá utilizar carretes grandes en cañas relativamente pequeñas. De ahí que debamos saber elegir aquellos que nos ofrezcan mejores prestaciones; por ejemplo un carrete con un ratio superior a la media será siempre mas beneficioso que aquellos que no lo tienen, o elegir carretes donde el freno también sea mejor que en otros, con buenos discos de frenado que aguanten entre 3 y 8 kg, así como también deberemos elegir aquellos carretes que la manivela de recogida sea ergonómica y fácil de agarrar al utilizarlo rápidamente.


SEDALES:

Con relación a los sedales, deberemos utilizar aquellos que mejores prestaciones nos ofrezcan, como por ejemplo los fluorcarbono, principalmente porque se hacen menos visibles en el entorno marino. Hay pescadores que utilizan sedales trenzados en el cuerpo de la bobina, pero en los últimos metros anudan varios metros de sedal monofilamento, bien sea fluorcarbono o no. La razón principal de esta situación es que aprovechan la oportunidad de pescar con metralleta, pero que en vez de colocar un plomo al final del aparejo utilizan un jigg, dando opción a la captura de medianas piezas como las brecas, rascacias, arañas y demás peces depredadores de los bajos fondos. Por otra parte, hay que tener en cuenta que los sedales de monofilamento deben ser de una calidad importante, ya que el efecto memoria puede hacer mella en el éxito de la jornada, así como un color u otro, todo dependerá de la situación atmosférica del momento y del color del fondo marino, ya que no será lo mismo utilizar sedales oscuros en los lugares de poca profundidad, que claros en las zonas de mas profundas, principalmente por de hacerlo así serán muy visibles ante los ojos de los peces.


PLOMOS:

En el tema de los plomos, todo dependerá de la potencia de la caña, que muchas veces determina un buen éxito de esta modalidad. Esta claro que un plomo grande bajara el aparejo mas rápidamente que un plomo de menor peso, pero si utilizamos plomos pesados, nos encontraremos con la dificultad de tener que moverlos bajo el agua, este impedirá que el bajo de línea actué correctamente, haciendo en primer lugar que sea muy pesada y cansada la técnica a utilizar. Si por el contrario utilizamos plomos de poco peso, estos harán que el terminal baje a menos velocidad, y una vez estemos utilizando la técnica del vaivén las plumillas se muevan demasiado rápido. De ahí que la recomendación siempre este entre los 80 y 120 gr., dependiendo claro está de la potencia de la caña.
En el caso de utilizar jigg como sustituto del plomo, estos deberán estar también acordes con la potencia de la caña, ya que un jigg de 180 grm., nunca lo utilizaremos en cañas de potencia inferior, principalmente porque será muy difícil que el señuelo o jigg haga perfectamente su trabajo.


Una vez conocidos los materiales, en el siguiente capitulo abordaremos las tecnicas, nudos y terminales o bajos de linea.